viernes, 17 de diciembre de 2010

LA MATERIA PRIMA DE MIS LIBROS: LA POESÍA.

Imagen extraída de http://drako-konztantyno.blogspot.com/
Continuando con la entrada anterior, empiezo aquí la publicación de una serie de poemas, que he ido escribiendo a lo largo de los años, y que representan la materia prima, el magma incandescente, desde el que han surgido luego todas mis obras publicadas, y las que, D.M., publique en el futuro.





I. Oníricas visiones de la Gran Obra

La Serpiente

Yacía en el lecho nocturno
Cuando del oscuro mundo
De los sueños emergida
Surgió la serpiente maldita.

Dirigióse hacia mí
Roscándose tras el cuello,
Y sin poder comprenderlo
Hundió sus colmillos en mí.

Muerte de los sentidos
Dormidera de mis latidos
Tu veneno me paraliza
Mi vida quedó suspendida.

Dueña de ocultos tesoros
Custodia de dones divinos
Tu veneno produce la muerte
De todo lego, inconsciente.

Portadora de vida eterna
Glorificas al iniciado,
Y en tu dominio, comulgando
Le concedes vida sempiterna.

Diabólica visión la tuya:
 apretado abrazo que asfixia,
 dando muerte al pecador,
Vivificando de tus reglas
al seguidor].


El Dragón (Garuda)

Majestuoso Dragón Alado
 llamado a surcar los cielos
apresado estás al asiento
en las amarras del pasado

Cuyas metálicas sogas
 de tiempos pretéritos
evitan el levantar
de tu majestuoso vuelo.

Tres cordeles apresan
tus cuatripartitas garras
Manteniéndose roscadas,
cual serpiente al basamento.

Fundamento que a tus patas
Sirve de firme sustento
Mientras te sostiene preso
Impidiendo el abatir de tus alas.

Dichoso Bastón de Caoba
Que con esfuerzo supremo
liberas la dactilada garra
Presa del limitado sustento

El Águila y el Espíritu

¡Poderosa Águila Dorada!
Que al abatir de tus alas
Me elevas a alturas inusitadas
En viaje solar a la Gran Nada.

Sobrecogedora visión la tuya:
Majestuosa tu presencia,
emanadas Fuerza y Fiereza
De tu portentosa figura.

El Ave Fénix y la Transformación

Fénix que levantas el vuelo
de los escombros del pasado
y en milagroso renacimiento
resurges de ceniciento rescoldo.

Eterna Sabiduría de la vida
Tú,  que confieres presciencia
al iniciado en tu viaje sidéreo
A los confines del firmamento.

1 comentario:

Angel Almazán dijo...

Figuras varias de los grabados alquimistas me surgen como expresión iconológica de estos poemas iniciáticos... El poeta es un vate, un "veedor" cuando mama de la leche de la Virgen Madre. Salud.