lunes, 6 de junio de 2011

CONMEMORACIÓN DEL 50 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE CARL GUSTAV JUNG

Carl Gustav Jung  nació el 26 de julio de 1875, en el pequeño pueblo suizo de Kesswil, perteneciente al cantón de Turgovia y murió el  6 de junio de 1961, en Küsnacht, cantón de Zúrich. Fue médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo y figura clave en la etapa inicial del psicoanálisis. Tras su desacuerdo con S. Freud, fundó la escuela de psicología analítica, también llamada psicología de los complejos o psicología profunda.

Como veremos a continuación, Carl Gustav Jung fue un pionero de la psicología profunda y uno de los estudiosos de esta disciplina más ampliamente leídos en el siglo veinte. Su abordaje teórico y clínico enfatizó la conexión funcional entre la estructura de la psique y la de sus manifestaciones culturales. Esto le impulsó a incorporar en su metodología nociones procedentes de la antropología, la alquimia, los sueños, el arte, la mitología, la religión y la filosofía

Aunque Jung no fue el primero en dedicarse al estudio de la actividad onírica, sus contribuciones al análisis de los sueños fueron extensivas y altamente influyentes. Pese a que centró su trabajo en la formulación de teorías científicas y en la práctica clínica, escribió una prolífica obra en la que se incursionó en otros campos de las humanidades, tales como, por ejemplo, el estudio comparado de las religiones, la filosofía, la sociología, la crítica del arte y la literatura. Para más información sobre su biografía, pincha aquí.

El 11 de mayo del 2010, Iker Jiménez, en Cuarto Milenio, realizó un programa completo dedicado a la figura de Carl Gustav Jung, titulado "Los Fantasmas de Jung". Hoy, día 6 de junio de 2011, queremos conmemorar aquí la muerte de este gran psiquiatra, psicólogo y científico del siglo XX. Motivo por el cual,  traigo a colación los vídeos del programa de Iker Jiménez, a quién, a pesar de que el tratamiento que ha hecho sobre el tema deja mucho que desear, le agradecemos la atención que ha prestado a la vida y obra de Jung.





Por cierto que, el "Libro Rojo", ya ha sido publicado en castellano. Más información, aquí


En un ensayo que publiqué en febrero del 2008, titulado ¿Fue Jung un Egregio necrófico?, me referí a los temas que ha abordado Iker Jiménez en su programa. Y, en aquella ocasión, realizaba una réplica a la crítica infundada que el sociólogo y psicoanalista freudiano alemán, de origen judío, Erich Fromm, vertió sobre Carl G. Jung, en su libro El corazón del hombre. Su potencia para el bien y para el mal, precisamente por su desconocimiento de los espíritus de los ancestros (arquetipos). Dejo aquí un fragmento del mismo:

“De esta suerte, el interés  de Jung por el pasado, al que se refiere Fromm, ha de entenderse como el vital interés por comprender los conflictos que han asolado a sus familiares, con el fin de poder resolverlos. No debemos olvidar que, los ancestros, o sea, los antepasados son lo que Jung denomina arquetipos. Estos arquetipos son los constituyentes de la psique objetiva o  inconsciente colectivo, que se presentan a la consciencia en forma de imágenes simbólicas. Cuando se modifica la actitud de la consciencia para con lo inconsciente, se opera un cambio en los contenidos de lo inconsciente. Por lo común, al iniciar una terapia, las manifestaciones de lo inconsciente (sueños, imágenes, presentimientos, etc.) suelen revelarse a la consciencia de un modo amenazante, ante todo por la actitud consciente. Tan es así, que cuanto más se  aleje la consciencia de un cierto estado de equilibrio, más amenazantes y peligrosos se tornan los sueños. Cuando la actitud consciente del individuo cambia, entonces se modifican también los contenidos inconscientes activados, que buscan el restablecimiento del equilibrio…” Para leer el artículo completo, aquí




6 comentarios:

Christian Rodway dijo...

¡Hola José Antonio!
Me adhiero a esta conmemoración. Sospecho que luego de todos estos movimientos planetarios decanten, será la obra de Jung una de las primeras en ayudar a entender "que pasó" y como "enfrentarse a si mismo" en el futuro. Ya David Brooks en "The Social Animal" habla del siglo XXI como el siglo del inconsciente. Hay mucho avance en Neurociencia, "el vaso contenedor", pero del "contenido" quizás Jung sea el mas adelantado y el que hará los mayores aportes a través de sus continuadores y reformadores.
Un gran abrazo, Christian

José Antonio Delgado dijo...

Hola Christian:

Gracias por pasearte por esta morada. Sí, esa es la impresión que tengo, que la comprensión de lo que Jung descubrió en su "viaje al mundo de los muertos", ayudará a entender la etapa de profunda oscuridad en la que ha estado (y sigue, en buena medida) sumido el mundo. Es interesante lo que dice el periodista del New York Times David Brooks sobre la importancia del Inconsciente, y de su comprensión profunda (más allá de "id" freudiano), así como de lo que yo denomino "la función religiosa", el impulso hacia la trascendencia. Dejo aquí un link a un vídeo en el que Brooks expone sus ideas que, aunque discrepe en algunas de sus conclusiones, me parecen interesantes porque refulgen destellos de luz acuariana.

http://www.ted.com/talks/lang/spa/david_brooks_the_social_animal.html

Por otro lado, aún no he estudiado mucho los últimos avances de la neurociencia, si bien he leído algunas entrevistas de neurocientíficos prestigiosos y, me da la impresión de que aún permanecen en el paradigma cartesiano. En el sentido del reduccionismo y del materialismo. Pero, quizás, como bien apuntas, si el contenido cambia, y se profundiza en el Alma, en lo que Jung denominó lo Inconsciente, matriz en la que deja su simiente el Espíritu, tal vez se realice un aporte importante.

Un abrazo

José

Angel Almazán dijo...

Medio siglo ya de su muerte... ¡Uhmm..!
Tuve la fortuna de poder viajar a Suiza y estar ante su tumba en Küsnacht en 1992, su casa y la delante de la Fundación Jung... Y luego tomé el tren para ir a Bollingen, pero me informaron mal y baje en la estación de Bollingen I y no de Bollingen II que era donde estaba su torreón... No pude llegar a su torreón, tenía que regresar a Zurich y tomar un tren para estar a las 9 de la noche en el ayuntamiento de Lugano...

El caso es que sólo cuando estuve delante de la estela de su tumba "caí en la cuenta" de que Jung estaba muerto ...¡¡tan cercano a mí lo sentía y tanto lo leía día a día...!!

José Antonio Delgado dijo...

Hola Ángel:

Sí, recuerdo leer en soria y mas que habías visitado la tumba de Jung. Muy buen viaje, desde luego.

Gracias por los datos que me has dado porque, en no mucho tiempo, tengo proyectado ir a Suiza a visitar, tanto su Torreón, como su Tumba.

Sí, también yo me he sentido muy cercano a Jung. Como si estuviera vivo...

Un abrazo

Enrique Fernandez dijo...

Hola a todos los interesados en Jung y especialmente a Jose Antonio.Yo ahora cojo las vacaciones del 3 de Agosto y hasta el 16 de Agosto y me gustaria mucho visitar el torreon y la tumba de Jung.Agradeceria consejos. A mi me pasa igual, parece que a Jung, a "mi abuelo", lo conociera de toda la vida.
Un abrazo.

José Antonio Delgado dijo...

Hola Enrique:

Disculpa mi demora en responderte. Se me había pasado este comentario tuyo. Fíjate tú!

Aunque imagino que a estas alturas ya habrás viajado a Bollingen, y a Küsnacht, podrás ver en este mismo blog varias entradas sobre su casa de Bollingen. Aún me queda por escribir algo sobre su tumba, en Küsnacht. Espero hacerlo pronto.

Un abrazo y disculpa de nuevo por la demora en mi respuesta

José