miércoles, 20 de julio de 2011

COSTA RICA SALVAJE ¡PURA VIDA! Tercera Parte

Hotel Pachira Lodge en el Parque Nacional de Tortuguero. Caminando hacia nuestra habitación.


Día 3. Martes, 21 de junio. Visita al Parque Nacional de Tortuguero.

El martes 21 de junio de 2011 partimos desde el Hotel Corteza Amarilla hacia el Parque Nacional de Tortuguero. Pedimos que nos preparasen el desayuno para llevárnoslo, puesto que salíamos a las 5:45 de la mañana. Así que, nos acostamos pronto la noche anterior. El conductor llegó a la recepción del hotel muy puntual, por lo que salimos enseguida.

El conductor nos explicó que iríamos hasta el restaurante El Ceibo, en Guápiles, donde tomaríamos un desayuno alrededor de las 08:00, y allí cambiaríamos de transporte, para coger un autobús que nos llevaría hasta el embarcadero, donde montaríamos en un bote a motor y, desde allí, al complejo hotelero Pachira Lodge.

El árbol Ceibo (Ceiba pentandra)

Y, en efecto, salimos del Corteza Amarilla y llegamos al restaurante El Ceibo, en Guápiles. Allí, disfrutamos de un desayuno tipo buffet, donde comimos fruta (piña, papaya y sandía), gallopinto, huevos revueltos o fritos, pan, bizcochos (allí los llaman queques), etc.

El árbol que da nombre al Restaurante, El Ceibo

 Tras el desayuno, salimos un momento a la Hacienda Barú Lodge, el Hotel al que pertenece el restaurante,  para ver el árbol que le da nombre, el Ceibo (Ceiba pentandra) y pasear por las inmediaciones. Allí, pudimos ver unas ardillas (muy distintas a las de España, con un rabo más largo, de pelo largo y espeso. También vimos la famosa ranita roja, por cierto muy venenosa. Una pequeña muestra de lo que nos depararía nuestra visita a Tortuguero.

Rana venenosa roja y azul (Oophaga pumilio). Lamentamos la mala calidad de la foto.

Tras partir del restaurante El Ceibo en un autobús, donde conocimos a varias parejas recién casadas en viaje de luna de miel, igual que nosotros, el guía nos explicó que Costa Rica estaba dividida en dos partes: la parte Este, bañada por el mar caribe y la Oeste, bañada por el Océano Pacífico. Estas dos partes están separadas, de Este a Oeste,  por cuatro cordilleras, tres de ellas volcánicas: La cordillera de Guanacaste, La Cordillera de Tilarán, La Cordillera Volcánica Central, en la que se encuentra el Parque Nacional Braulio Carrillo, que atravesamos para ir a Tortuguero y La Cordillera de Talamanca, esta última sin volcanes, siendo la más antigua y elevada del país. Al norte, Costa Rica linda con Nicaragua y, al sur, limita con Panamá. Posee puertos tanto en la zona del Pacífico, cuanto en la bañada por el Caribe, comunicados por una carretera que atraviesa el país.

Mapa Geográfico de Costa Rica

Durante el viaje, nos pudimos percatar de que la red de carreteras de Costa Rica es bastante precaria, con carreteras estrechas, bacheadas que, en temporada húmeda, pueden llegar a inundarse. El límite máximo de velocidad, en algunos tramos de las carreteras principales, es de 90 km/h, aunque lo habitual son 80 km/h. Mientras que en las carretera secundarias, lo normal es circular a unos 60 km/h. En nuestro caso, dado que gran parte del camino lo hicimos por carreteras sin asfaltar, la velocidad media rondó los 30 km/h. De ahí que se tardara tantísimo tiempo en recorrer unos 100 kms.

Llegando al embarcadero del Hotel Pachira

Llegamos al embarcadero situado cerca de la plantación bananera La Geist. Allí, tomamos un bote a motor que nos llevó, a través de canales de agua, hasta el Hotel Pachira Lodge. Pudimos deleitarnos con la vista del bosque húmedo secundario mientras navegábamos hasta el hotel. Una vez allí, nos recibieron con un cóctel de bienvenida y nos dijeron el número de nuestra habitación, la 22.

Rumbo al Hotel Pachira Lodge por uno de los canales de Tortuguero

Las habitaciones de este hotel son amplias, muy acogedoras y adaptadas a su política de turismo sostenible. No disponen  de aire acondicionado, aunque sí un ventilador en el techo, las luces son todas de bajo consumo, para evitar el  consumo excesivo de energía, y disponía de varias papeleras, para reciclar la basura. En este hotel, como en el resto de los que estuvimos, el papel higiénico se depositaba en una papelera, dispuesta para ello, de manera que no se tirase ningún papel por el váter.
Embarcadero del Hotel Pachira Lodge
Nos informaron de que había excursiones nocturnas a la playa, para ver el desove de las tortugas verdes (Chelonia mydas). También nos advirtieron de que no era seguro que la viéramos, pero ese era un riesgo que teníamos que asumir. Maribel y yo decidimos que, la excursión, la contrataríamos al día siguiente, el miércoles 22 de Junio, porque ese día estábamos cansados del viaje y preferíamos descansar. Así que, aquella tarde del lunes 21 de Junio, visitamos el pueblo de Tortuguero. A continuación, dejo algunas fotos del poblado.

Imagen tomada en el poblado del Parque Nacional de Tortuguero

Imagen tomada en la Iglesia del poblado de Tortuguero

Conectándome a la red en el  "moderno" cibercafé del poblado de Tortuguero. 

A la mañana siguiente, muy temprano, salimos en bote para el Parque Nacional de Tortuguero. Salimos para realizar una observación de fauna y flora silvestre existente en un bosque húmedo secundario (es decir, que ha sido objeto de modificación por la actividad antrópica). Las fotos que a continuación aparecen son una muestra de las especies más representativas de la zona, que tuvimos la suerte de fotografiar.

Navegando por uno de los canales del PN de Tortuguero


Imagen de un caimán (Caiman crocodilus) en el PN Tortuguero
Garza tigre (Tigrisoma lineatum) fotografiada en el PN de Tortuguero

Lagarto jesucristo (Basiliscus sp.) fotografiado en el PN de Tortuguero

Continuamos por los canales del PN de Tortuguero
Vegetación epifita  (bromelias) en el PN de Tortuguero
Monos araña (Ateles geoffroyi paniscus) en Tortuguero
Martín Pescador (Chloroceryle americana septentrionalis) avistado en el PN de Tortuguero
Garceta tigre hembra avistada en el PN de Tortuguero

En la cuarta parte de esta crónica de nuestro viaje de luna de miel a Costa Rica, continuaré hablando del Parque Nacional de Tortuguero y de las especies de fauna y flora que vimos. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Carajo José Antonio, lo menos que uno puede esperar de personas que profundizan en los recovecos de la psiquis en un viaje a tierra salvajes donde sus Costas son "Ricas" ,es adentrarse en el corazón de la naturaleza Dios mediante un Hombre/mujer medicina. Un Buffet de plantas Maestras para campar por los desiertos de colores, de transgredir a la Razón y explorar la luna y la Rica miel.

En fin.....,

Juan Manuel

José Antonio Delgado dijo...

Hola Juan Manuel, ¡gracias por escribir!

Pues sí, ya ves que mis viajes a tierras salvajes no son sólo virtuales... aquí una pequeña muestra...

Un abrazo

José