martes, 2 de julio de 2013

ENCUENTRO INTERRELIGIOSO EN LA UNIVERSIDAD DE LA MÍSTICA DE ÁVILA

"Desde la mística al diálogo, de la experiencia del amor al empeño por la paz"

oracion_interreligioso El pasado fin de semana del 28 al 30 de junio del presente año ha tenido lugar un encuentro interreligioso en la Universidad de la Mística de Ávila, que concitó a representantes de cuatro tradiciones distintas: Cristianismo, Judaísmo, Islam y Budismo. Tuve el privilegio de asistir a este evento único de fraternidad y de unidad. 

En cierto sentido, este evento es la materialización del arquetipo que traté de representar en mi ensayo novelado titulado "La hermandad de los iniciados".

A continuación os dejo la noticia que en la página web del CITES han publicado acerca de este encuentro.  Más información en la web de la Universidad de la Mística.



Más de 180 personas, estuvieron reunidos en el Cites, para participar del Encuentro Interreligioso organizado por la Mesa de la Unidad de Córdoba y la Universidad de la Mística de Ávila.
Se dio apertura al evento con la solemne inauguración cargada de simbolismo, silencio, imágenes y encuentro, y nos introdujeron en un ambiente de unidad y fraternidad, que nos recordó que en medio de nuestras diversidades tenemos un mismo llamado a construir un mundo mejor.

Mucha atención causó la decoración floral, muy acorde a la ocasión: una gran soga decorada con diversas variedades de flores, simbolizando al mismo tiempo la unidad y la diversidad de todas las tradiciones y culturas. La autora es María Ángeles Álvarez.

El día sábado fue un día de intenso trabajo: mesas de diálogo con temas como “La unidad en la multiplicidad” y "El silencio interior", trabajos en grupos con lemas como la "Unión por la paz". Todo esto dentro de un clima de profundo respeto y acogida. Además, cada tradición tuvo sus momentos de oración, abiertos a todos los que deseaban integrarse. Y como no podía faltar, también hubo espacio para compartir la alegría y la vida, en un ambiente de verdadera familia.

El día domingo, por la mañana, los participantes, en pequeños grupos, tuvieron la oportunidad de hacer un breve tour por la ciudad, que no sólo fue momento para conocer Ávila sino también una oportunidad para fraternizar y compartir.

Al culminar estos días, podemos afirmar que realmente fue una buena experiencia. Cada  participante, desde su propia vivencia, es testigo de cómo la búsqueda sincera del diálogo y de los elementos comunes, es fundamental para construir la paz y la fraternidad.

No hay comentarios: