viernes, 3 de abril de 2020

SOBRE EL ESTADO PSÍQUICO DEL PUEBLO ESPAÑOL




Los indescriptibles acontecimientos del último año en España inducen la sospecha de que su causa se encuentra posiblemente en una peculiar perturbación psicológica en el país.

Quien pregunte a un psicólogo lo que piensa al respecto debe esperar una respuesta desde su específico punto de vista. Si se adopta esta perspectiva no resulta difícil observar que la situación política en España es una expresión palmaria de un estado de disociación y de escisión psíquicas. 

Hace aproximadamente cuatro  años vengo comprobando en lo inconsciente de mis pacientes unas curiosas perturbaciones que no cabría atribuir únicamente a su psicología personal. Dichas perturbaciones procedían de unas relaciones sentimentales con determinadas personalidades trastornadas cuyo diagnóstico clínico formaba parte del grupo B de trastornos de la personalidad conocidos como narcisismo y psicopatía.

Cuando observé la extensión de dichos fenómenos en la consulta comencé a fijarme en los fenómenos colectivos, no solo en España, sino también en el resto del mundo. Mi sorpresa fue que las actitudes observadas en personalidades narcisistas y psicópatas se estaban extendiendo en la cultura occidental de un modo preocupante. Observaba entonces cómo en España ciertas personalidades con un comportamiento narcisista y psicopático estaban accediendo con una facilidad pasmosa al poder estatal. 

El trabajo con mis pacientes consistía en que comprendieran el significado que la experiencia con personalidades terriblemente malvadas tenía, así como la importancia de tomar conciencia de que dichas personalidades encarnan el desorden, el caos y el mal que habitan en la profundidad de la psique.

Sin embargo, la integración de los contenidos inconscientes es un acto individual de realización, comprensión y valor moral. Es una tarea muy dificultosa que exige un elevado grado de responsabilidad ética. Solo de un número de individuos relativamente reducido cabe esperar la capacidad para un logro semejante y esos no son los líderes políticos de la humanidad, sino sus líderes morales.

En cambio, la inmensa mayoría de las personas sigue en un estado de consciencia que es incapaz de integrar los contenidos sombríos que emergen desde lo inconsciente. De hecho es muy probable que esas fuerzas asalten a la consciencia y de un modo improviso y con gran violencia sometan la voluntad de muchos. Los síntomas anunciadores de semejante situación los tenemos delante de nuestras narices: el incremento de las tendencias totalitarias, de la esclavitud estatal y de las ideologías de tinte comunista.

Únicamente en el individuo es esperable una actitud que conduzca a la erradicación de la lastimosa inconsciencia del hombre, de su infantilismo y de su debilidad individual para que sean sustituidos por un ser humano que sepa que su destino depende de él y no del Estado o del Gobierno.

José González.
Psicólogo y terapeuta de orientación junguiana.

domingo, 1 de marzo de 2020

Introducción a la psicología junguiana. ANATOMÍA DEL ALMA.


ESTE SEMINARIO QUEDA APLAZADO POR LA SITUACIÓN DE ALERTA NACIONAL COMO CONSECUENCIA DEL CORONAVIRUS PARA CUANDO LA ALERTA FINALICE Y PODAMOS REUNUDAR NUESTRAS ACTIVIDADES FORMATIVAS. 


Seminario de psicología junguiana: Anatomía del alma
Actividades


El fin de semana del 14-15 de marzo tendremos con nosotros a Jose González, psicólogo, terapeuta de orientación junguiana, científico y escritor, que impartirá el primer curso de formación en psicología de orientación junguiana abierto a todas aquellas personas interesadas:

Seminario de introducción a la psicología junguiana:

Anatomía del alma


El curso será grabado para que puedan visualizarlo aquellas personas que quieran participar en modalidad no presencial. Los vídeos se alojarán en una plataforma digital y podrán descargarlos y visualizarlos quienes se inscriban en la "modalidad on line".
Podrán enviar sus preguntas a través del correo electrónico que se les facilitará, y que trataremos de responder en vídeo o en el mismo correo que recibamos.

Contenidos Temáticos.

  • Qué es la psicologia junguiana o de orientación junguiana
  • Qué es el autoconocimiento y en qué consiste
  • Conceptos fundamentales de la psicología junguiana :
    • Qué es la consciencia
      • Funciones de orientación de la consciencia: sentimiento, pensamiento, sensación e intuición
      • Extraversión e introversión
      • Cuál es tu tipología psicológica
      • Consciencia individual y consciencia colectiva.
    • Qué es lo inconsciente :
      • Inconsciente personal o sombra
      • Inconsciente colectivo y sus contenidos
        • Qué son los arquetipos
        • Tipos de arquetipos
    • Qué es la autorrealización de la profundidad del ser humano o proceso de individuación.
    • La función de los sueños en la vida ordinaria.
      • Tipos de sueños
      • Análisis e interpretación de los sueños
      • Los sueños en psicoterapia
      • Casos prácticos y su interpretación
  • Espiritualidad en psicología y psicoterapia junguiana.

 

Metodología

  • Clase teórica introductoria.
  • Vídeos y textos ilustrativos de los temas abordados.
  • Invitación a la reflexión sobre los temas tratados.
  • Presentación de sueños y material creativo para su posterior interpretación.
  • Trabajo creativo de los participantes del seminario.
  • Participación de los asistentes al curso.

Fecha y horario:
Sábado 14 de marzo de 2020 de 10:30 a 14:30 y de 16:30 a 19:30.
Domingo 15 de marzo de 2020 de 10:30 a 14:30.

Inscripción:
Precio: 70€. Oferta por pronto pago: 60€ (válida hasta el 9 de marzo)

Métodos de pago:
En la librería El olor de la lluvia (efectivo o tarjeta)
Mediante transferencia bancaria al siguiente número de cuenta: ES56 0073 0100 5805 5768 9794
Por bizzum al número +34 640817953.

Más información:
José González:  joseantoniodelgadoescritor@gmail.com

domingo, 13 de octubre de 2019

¿Quién es JOKER? El arquetipo del Guasón, Bufón, Arlequín o Loco.


¿Quién es JOKER? El arquetipo del Guasón, Bufón, Arlequín o Loco.


José González
Psicólogo, terapeuta de orientación junguiana, escritor y ambientólogo.

JOAQUÍN PHOENIX interpretando a JOKER.



El pasado sábado 12 de octubre pude, por fin, ver la película JOKER, protagonizada por Joaquín Phoenix, a quien ya conocía por otros papeles como el que hizo en Gladiator, dando expresión al atormentado emperador Cómodo. 

Dirigida por Todd Phillips a partir del guión escrito por Scott Silver, JOKER cuenta con un reparto excepcional: Joaquin Phoenix, Robert De Niro, Zazie Beetz y Frances Conroy, entre otros.

La película nos muestra la historia de un comediante fracasado, llamado Arthur Fleck, ignorado y repudiado por la sociedad en la que vive. Este comediante de aspecto ingenuo y bonachón tiene que hacer frente a la crueldad, al desprecio y a la humillación constantes de un sistema cuya falta de humanidad ralla lo psicopático. Payaso de día se esfuerza en convertirse en comediante de éxito por la noche. Pronto descubre que el destino hace de su vida una broma, una payasada. Inadaptado e incomprendido por el ambiente que lo rodea, padece de un raro trastorno neurológico denominado Epilepsia gestáltica, que le hace reír incontrolada e inapropiadamente, y que cobra mayor intensidad cuanto más intenta contener su risa, problemática que lo expone a situaciones ridículas y por la que recibe soberanas palizas.

La interpretación que JOAQUÍN PHOENIX hace de JOKER es magistral. La película nos presenta a un hombre con un destino francamente durísimo. Con una infancia de maltrato, una madre con trastorno de la personalidad narcisista y una biografía plagada de malos tratos físicos y psíquicos, ninguneo, desprecio e incomprensión. Arthur es un hombre con un pasado colmado de conflictos intrapsíquicos no resueltos que finalmente desembocan en un comportamiento antisocial.

El director, Arthur Fleck, hace un espléndido trabajo al mostrar al público un tipo de sociedad que es un perfecto reflejo de aquella en la que vivimos los occidentales: una sociedad que premia las actitudes narcisistas y psicopáticas, despreciando a las personas más desfavorecidas, a las personas con algún trastorno mental o con discapacidades psíquicas o físicas y, en general, a todas aquellas personas que no se adaptan a un sistema cada vez más inhumano. Una sociedad en la que, como reverso tenebroso del monstruo del progreso tecnológico y científico, hallamos una involución cultural y civilizatoria que parece hacernos retroceder a los momentos más oscuros de la historia reciente de la humanidad. Y es que, cuando una civilización pierde la cohesión, la unidad y el Sentido que proporciona un Símbolo, podemos afirmar que dicha civilización se encuentra en decadencia. Tal es la situación de nuestra cara civilización occidental.
  
El resultado de semejante sistema es, precisamente, la emergencia de aquello que una sociedad asentada en una serie de valores anticristianos, materialistas e inhumanos promueve: JOKER. En sincronicidad vemos la irrupción de este arquetipo en Barcelona precisamente, durante toda esta semana tras conocer la Sentencia del Proces.

Desde un punto de vista arquetípico este personaje representa al Loco de la Baraja del Tarot. También conocido como Arlequín, Guasón o Bufón. Personifica un principio dionisíaco que procede de lo inconsciente y cuya función es la redención del mundo consciente. Con la guasa que caracteriza a los bufones o arlequines estos personajes son portadores de profundas verdades que disfrazan o presentan con un inteligente sentido del humor. Ahora bien, cuando este principio es rechazado, repudiado por la consciencia colectiva, puede irrumpir en la psique/mundo oponiéndose a aquella y, en su caso, provocando un caos destructivo que fuerza un cambio de actitud. Tal es lo que observamos en la película JOKER.

En un artículo de prensa médica leí que una MIR había diagnosticado al Joker como psicópata epiléptico, según la clasificación de E. Kretschmer, explosivo según la de Kurt Schneider e impulsivo según Homburguer. En nuestra opinión este diagnóstico no es correcto de ningún modo. Joker no es un psicópata, de acuerdo con los conocimientos que hoy tenemos de la psicopatía: ni su estructura de personalidad cumple los criterios diagnósticos de una psicopatía, como son la ausencia de empatía, la crueldad, la cosificación de las personas, la búsqueda de poder, el maltrato emocional, la mentira patológica, la manipulación, la egolatría y un elevado egocentrismo; ni en su biografía observamos la tríada que suele caracterizar el comportamiento psicopático temprano: el maltrato animal, la eneuresis y la piromanía.

Quienes trabajamos con pacientes que han padecido la actuación de un psicópata en sus vidas conocemos la estructura de personalidad de un psicópata, y sus comportamientos, tan característicos, de los que, desde luego, JOKER carece. 

Un psicópata, desde un punto de vista arquetípico, encarna el arquetipo del EMBAUCADOR o TRICKSTER, caracterizado por ser un mentiroso, un manipulador y un impostor.

Por lo demás, sí estamos de acuerdo en el diagnóstico de dicha residente en lo que se refiere al trastorno neurológico que padece.



martes, 24 de septiembre de 2019

COLONIZACIÓN MENTAL. Consecuencia de una relación tóxica.

COLONIZACIÓN MENTAL.

José González. Psicólogo y terapeuta de orientación junguiana. Consulta presencial en Madrid y ON LINE desde cualquier país del mundo.

Desde hace algún tiempo vengo observando un fenómeno que se produce especialmente en pacientes femeninas: lo podríamos denominar colonización mental o, de un modo más general, inseminación ideológica o espiritual.

Este fenómeno complejo, cuya manifestación más dramática la encontramos en mujeres que han sido parejas o exparejas de psicópatas o narcisistas (habitualmente varones, aunque también puede producirse con mujeres en relaciones homosexuales),  tiende a suceder de un modo que pasa desapercibido a la consciencia de la mujer cuando se está produciendo. 

La inseminación mental se caracteriza porque las mujeres adoptan opiniones, actitudes, ideas y comportamientos de sus parejas masculinas (o femeninas en el caso de relaciones homosexuales) que después reproducen como si fueran propias. 

Este fenómeno tan característico de personalidades femeninas tiene su fundamento en lo que los psicólogos junguianos denominamos el arquetipo del animus. 

En general, la mujer tiende, por su disposición psíquica, a adoptar opiniones, ideas y modas colectivas sin apenas realizar una discriminación o diferenciación adecuada. Freud denominó a este compendio de ideas y opiniones colectivas Superyó,  y tiene para la mujer una tremenda fuerza de sugestión de la que muchas veces no se puede sustraer. De ahí que las primeras defensoras de ciertas ideologías en boga sean precisamente mujeres. El animus es también el promotor de que la mujer reproduzca y se convierta en muchas ocasiones en una excelente hija de papá. 

En este último caso encontramos a aquellas mujeres que se convierten en fanáticas seguidoras de hombres con un poderoso pensamiento, adoptando sus ideas, creando grupos alrededor de las ideas de dichos pensadores y difundiéndolas . A pesar de que en una mujer pueda existir un potencial para el pensamiento individual, que siempre será pionero, solitario y líder; es, sin embargo, menos arduo seguir las ideas del pensador al que admiran, convirtiéndose en el receptáculo de su animus-padre y adquiriendo protagonismo y un cierto "éxito"  social. 

Sin embargo, cuando este fenómeno se produce en el seno de una relación de pareja es habitual que la mujer adopte, hasta cierto punto, muchas de las opiniones y de las ideas que provienen de su pareja.

Este fenómeno que se produce de un modo natural en toda relación de pareja en la que exista una fuerte transferencia contrasexual, es decir, en la que se presente una fuerte atracción, admiración y amor, puede convertirse en un calvario para la mujer cuando la inseminación mental y/o espiritual tiene lugar con un psicópata o con un narcisista. En este último caso podemos denominarlo colonización mental. Un fenómeno que hallamos, por ejemplo, en muchas mujeres que han formado parte de alguna secta; o, sin llegar a estos extremos, en seguidoras de escuelas filosóficas o psicológicas.

Lo colonización mental no sólo se caracteriza porque la mujer puede adoptar opiniones, ideas y relatos manipulados por el psicópata o por el narcisista, hasta el extremo de que puede llegar a defender la fabulación psicopática o narcisista, sino que, además, la mujer tiene en mente constantemente al psicópata y/o sus opiniones e ideas. 

Es habitual que la expareja de un psicópata o de un narcisista tarde mucho tiempo en identificar aquellas ideas que pertenecen al psicópata, o que proceden de él, y diferenciarlas de aquellas que son propias. El proceso de diferenciación o discriminación es fundamental porque conduce finalmente a la raíz psíquica del fenómeno de colonización mental: el animus.