lunes, 4 de enero de 2010

AVATAR. 4ª PARTE. VIAJE AL MUNDO DE PANDORA

Al hilo de la respuesta a un comentario a una de mis últimas entradas, relacionadas con la interpretación del simbolismo de la película AVATAR, comentaba que la película "Bailando con Lobos" muestra cómo un yanki, aislado de sus compatriotas, consigue acceder a una tribu sioux, conocer sus costumbres, hasta el punto de integrarse en ella, como un miembro más de esa tribu, y, con ello, transformar su consciencia "hilotrópica", lineal u horizontal, para entendernos, en una consciencia "holotrópica", es decir, capaz de contemplar y de dirigirse hacia la Totalidad. Y, en efecto, esa misma transformación le acontece a Jake Sully, el protagonista de AVATAR, al acceder al Mundo de Pandora y convivir con los Na´vi. En ambas películas fue determinante, en el proceso de integración en la tribu, la relación de pareja entre los protagonistas y las respectivas indígenas.

En este mismo sentido, cabe mencionar una película, bastante más antigua, del año 1970 creo recordar, que se titula "Un hombre llamado Caballo". En esa película se ve cómo el protagonista sufre una iniciación, en el marco de un ritual indio. Y esa iniciación tiene que ver con su acceso al mundo de los ancestros, al más allá espiritual, que la psicología analítica denomina lo Inconsciente Colectivo, contactando, por lo tanto, con la corriente espiritual que recorre todo tiempo y lugar.

Sin embargo, y sin desmerecer para nada la calidad de ambas películas, ninguna de ellas introduce lo que, en mi opinión, es un tema novedoso y, sobre todo, muy actual: la crisis energética planetaria, que, en la película AVATAR, padece la Tierra. Y, precisamente, es una buena representación de la crisis planetaria actual. La crisis económico-financiera global no es sino un epifenómeno más, como lo es la grave crisis ecológica mundial (el incremento vertiginoso del calentamiento global y el deterioro de la capa de ozono, son los fenómenos más conspicuos). Es decir, que esas crisis, son manifestaciones de un Ocaso de Occidente. De un continuo y progresivo deterioro de los pilares espirituales sobre los que descansa Occidente, a semejanza de un tumor maligno que en su metástasis los va corroyendo por dentro. Es así que, esas crisis a las que me he referido, no son sino manifestaciones del proceso de muerte-renacimiento al que se ve abocada nuestra cultura, es decir, una de las expresiones más conspicuas del final de una Era, la de los peces. Un final que es, al tiempo, también un principio de una nueva Era, la del aguador que abrevará con el aqua sapientiae a aquellos que colaboraren con la inevitable transformación que se está gestando. Y, así, vemos en AVATAR, la necesidad de conseguir un LAPIS, una preciada piedra llamada "unobtainium" que, según parece, posee propiedades extraordinarias, únicas e imposibles de obtener en el mundo terrestre. Una especie de "oro de los alquimistas". Y esa "unobtainable" (inaccesible o inalcanzable) piedra es la que, según parece, salvaría la Tierra de la crisis energética, en la que está sumida. Mas, como dirían los alquimistas, ese LAPIS, esa piedra preciosa, que es un tesoro difícil de alcanzar, no es el oro vulgar (es un "aurum non vulgi"). Además, sabemos que, antes de que se adoraran a las Vírgenes Negras en la Edad Media, se adoraban las piedras sagradas. Estas piedras, normalmente de color negro o gris oscuro, son una manifestación de la Diosa Madre. Y, dichas piedras sagradas, en el Mediterráneo antiguo y en el Próximo Oriente, recibían nombres como el de omphalos o el de betel. Este último nombre procede de la palabra baytili que significa "la casa de dios". Y, baytili se asemeja mucho a Naytiri, que es el nombre de la Na´vi que inicia a Jake en el Mundo de Pandora. Y, como muy bien viene representado en AVATAR, el verdadero problema, el mal que padecen los humanos, es su distanciamiento para con la Naturaleza (tanto exterior, hoy denominada Medio Ambiente; cuanto, interior, o sea, lo instintivo y, en último término, ese Mundo Interior que es el Sistema Psíquico).

Resulta que ese LAPIS difícil de obtener, el yacimiento del valioso mineral, está justo en el lugar en que los Na´vi están asentados. O sea, que se halla en el Mundo de Pandora, que, además, resulta ser, en realidad, una Luna de un mundo recién descubierto. Y, como es bien sabido, la Luna es un símbolo de la antigua Diosa, como lo es la propia piedra salvífica. Y, fíjense en el detalle, encima coincide que el principal yacimiento está enclavado en el lugar del Gran Árbol, que es el símbolo más importante del lugar, y aquello que más aprecian los Na´vi. Ese Gran Árbol es, desde luego, un símbolo del Gran Árbol del Mundo, que es el Axis Mundi, el Ombligo del Mundo, el Árbol de la Sabiduría o del Conocimiento del Bien y del Mal. Un símbolo del Gran Espíritu divino. Desde luego, si entramos a investigar el simbolismo del Poblado de los Na´vi, hallamos resonancias con el Paraíso bíblico, tal y como se narra en el Génesis, del que fueron expulsados Adán y Eva. Y, precisamente, porque Adán, acicateado por Eva, comió la manzana del Gran Árbol del Conocimiento. La manzana es un símbolo de la sabiduría agrícola. Sin embargo, en este caso, se trata de una suerte de Retorno al Paraíso Perdido, del que la humanidad fue expulsada. He ahí la gran diferencia, y lo que de más novedoso y actual tiene esta película. Puesto que lo que refleja, de un modo simbólico, es la necesidad del ser humano moderno de retornar al Paraíso, un Paraíso que está enclavado en lo más recóndito de Sí-Mismo. O sea, que Jake Sully, el héroe solar acuariano, protagonista de la película, inicia un viaje a la Luna (el mundo de la Diosa Madre). En cierto sentido, esta película está muy relacionada con mi libro "El Retorno al Paraíso Perdido", donde describo, en lenguaje psicológico, ese viaje a la Luna, un viaje a las entrañas o al útero de la Diosa, necesario para que se produzca una renovación o, mejor, un renacimiento de la personalidad, como le sucede al héroe de la película (Jake Sully).

Y, otro asunto muy, pero que muy actual. El Mundo de Pandora, especialmente el lugar en que habitan los Na´vi, su hábitat, demuestra ser un lugar muy especial. Un lugar en el que todo está conectado con todo, en el que existe una increíble interrelación de interdependencia entre las distintas manifestaciones de la Vida. Lo importante no es su riqueza específica, ni tan siquiera su biota. No. Lo importante, y he aquí lo actual, donde se manifiesta el arquetipo acuariano, es que se trata de un Mega-Sistema que bien podría denominarse GAIA. Por tanto, vemos ahí la influencia de la Hipótesis GAIA que enunciara JAMES LOVELOCK y que defendiera también la bióloga Margullis. Y GAIA es el nombre que recibía la antigua Diosa Madre, esposa-hermana-amante de héroes (dioses o semidioses) como Dioniso, Attis, Mitra, Krishna o Cristo por lo que es muy oportuno el nombre de PANDORA, para ese Nuevo Mundo que, como he comentado antes, es, además, una Luna de un planeta recién descubierto.

Asimismo, vemos con claridad las dos perspectivas que el psiquiatra Stanislav Grof denomina "orientación hilotrópica de la consciencia" y "orientación holotrópica de la consciencia". O, dicho de otro modo, paradigma cartesiano versus paradigma sistémico o integral. El primer paradigma es lineal, analítico, orientado hacia los objetos del mundo exterior, lo tangible, lo que se puede ver y tocar (las partes materiales); es, también, reduccionista, mecanicista, materialista e instrumentalista, interesado en el Dinero y el Poder, en la película. El segundo paradigma es holístico, ve las relaciones de interdependencia, los patrones o principios universales que subyacen a la realidad material, y, por tanto, contempla los estados no ordinarios de consciencia (es decir, estados que conectan con realidades que se encuentrán en el "Más Allá"). Aquellos que han despertado, como le sucedió a Jake Sully y, antes que a éste, a la Dra. Grace Augustine y el grupo de científicos que ella lidera, a la realidad de Pandora, están en condiciones de adoptar una perspectiva integral o sistémica, al tiempo que simbólica, y se dan cuenta de que el verdadero tesoro, el Lapis Philosophorum muy difícil de obtener, no reside en el "oro metal", en el mineral, sino en el propio entorno de Pandora, en la realidad subyacente a lo estrictamente material: la interrelación e interconexión de todos los elementos y de todos los seres que habitan en Pandora.

En fin, como vemos, la película tiene mucho de actualidad. Y, además, debemos añadir que contiene una amalgama sincrética, de símbolos tomados de muy diversas tradiciones. Muy probablemente, James Cameron no haya sido consciente de todo este simbolismo que encierra su película cuando la realizó, así como tampoco cuando escribió el relato corto que luego llevó a la gran pantalla.

Continuará...

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy intentando adecuar el simbolismo de "Pandora" cuyo principal característica es lo que tu llamas la interrelación e interconexión de todos los elementos en nuestra vida cotidiana.

Me explico "Pandora es el símbolo", pero lo "Real" aunque invisible a la visión hilotropica es la interrelación que es existente por si misma, solo que vetada al ojos cartesianos. No es extraño pues, que cualquier brote de irracionalidad religiosa, paranormal, ovniufologica tenga sus raíces en el subito roce de la atemporal "Pandora" en nuestras vidas. Por supuesto su adecuación al entorno hilotropico en si mismo es imposible quedando distorsionado su verdadero significado y profundidad.

Sin embargo se pone cierto énfasis incluso desde este blog y a través de alguno colaborador tuyo, en el desprestigio de lo irracional como fuente de la ignorancia, la religión y como no, el circuito paranormal, realizando un increíble salto mortal hacia el "Ateismo" carente por completo de ninguna iniciación espiritual, siendo el modelo mas cartesiano e hilotropico que podemos encontrar dentro de cualquier "Ismo".

Basándome en esta interrelación desde "Psicología profunda y espiritualidad" evidente con el "Ateismo" furibundo, me gustaría conocer tu opinión José sobre cual debería ser el tratamiento a la Religión cristiana, la ovniufologia, la astrología, lo paranormal que son las mas claras evidencias de "Pandora" en nuestras vidas de un universo holotropico, y el ataque sistemático de la ciencia Ateológica que es el summun de la Hilotropia contumaz, a la que se puede acceder desde este bello rincón, como un interconexion, algo irracional por cierto desde mi ignorancia.

Mi imaginación es desbordante, pero reconozco que se me cruzan los cables cuando intento conjugar ciertos mensajes en muchas direcciones que acaban negando las evidencia holotropicas por ser irracionales en un mundo racional, a la vez que se recalca el mensaje contrario.

Gracias por tu tiempo y ensayos.....

Anónimo dijo...

Disculpa no he firmado el mensaje anterior,

Juan Manuel

José Antonio Delgado dijo...

Hola Juan Manuel:

Gracias por tu comentario y por tus reflexiones.

En entradas anteriores, referidas a las raíces cristianas del hombre occidental y al gnosticismo versus literalismo, dejé sentada cuál era mi posición al respecto. Sintetizando en una frase lo dicho entonces (y, por tanto, con riesgo de ser demasiado simplista, por lo que recomiendo la lectura de esas entradas) lo que venía a decir es que el occidental había perdido el contacto con sus raíces, en definitiva, con las imágenes de su mundo interior (su Alma)y ésta es una pérdida irreparable, que se manifiesta de múltiples formas. Pero que, todas ellas, tienen un denominador común: la emergencia del sustrato más primitivo. Al perder ese contacto con el mundo de Pandora, el mensaje cristiano ya nada le dice a la instruida mente moderna. Ahora bien, lo que sucede es que el lenguaje que se utilizó en una época para revestir ciertas verdades universales debe cambiar, renovarse, para adecuarse al lenguaje de la época actual, sopena de quedar relegado a una incomprensión cada vez más acusada. Esto es, desde mi punto de vista, lo que le sucede al mensaje cristiano.

Por otro lado, que yo respete todas las opiniones, incluso las contrarias a las aquí vertidas, no significa que esté de acuerdo con ellas. Desde luego, muchas de esas opiniones están mostrando, por un lado, la retícula desde la que se enfoca la realidad y, por otro, el estado evolutivo (de la consciencia, se entiende) de quien las emite. Muchas de esas opiniones me resultan muy interesantes y acertadas; otras, en cambio, no me lo parecen tanto; y, con otras, directamente no comulgo. Pero, aún así, las respeto. La diversidad de opiniones nos enriquece.

Algo sumamente interesante y que nos aportan los aparentes "ateístas" es la importancia del escepticismo como actitud ante lo que se nos presenta (los sacerdotes, los políticos, en general, los que se encuentran en un momento dado en el poder) como verdad incuestionable. Más allá de la creencia, está la experiencia (mística), la gnosis. Y, por lo tanto, es a esta experiencia a la que nos debemos remitir.

Considero que una actitud crítica, que se cuestiona todo cuanto recibe, lo investiga y, finalmente, lo coteja con su propia experiencia vital, demuestra ser, en realidad, una actitud de búsqueda de la Verdad, más próbida que la de aquél que "cree" en las verdades del dogma sin siquiera cuestionárselas.

Recibe un saludo cordial

José

Anónimo dijo...

El origen de la ignorancia no pertenece a la religión, ni a la política, pero se proyecta a través de ellas. La idolatría puede mostrar muchas caras, desde y bajo el materialismo feroz al símbolo espiritual, de la misma forma que la creencia dogmática en una autoridad político_religiosa_social o científica suele ir acompañada del estado de conciencia del creyente. Por lo tanto el escepticismo como valor pertenece al nivel evolutivo del individuo, lo mismo que la tolerancia, la empatia, la comprensión, la razón, desarrollado todo ello a través de la inteligencia natural.

Podemos aislar al escepticismo como "Valor" reflejándolo en un "Ateo" apartando la tolerancia, la empatia, la comprensión junto a sus razones. O conoces algún Ateo militante que sea tolerante y empatico con dosis de comprensión?, no existe por que es consustancial al ateismo la demoniazacion del enemigo religioso, y a eso llamarlo búsqueda de la verdad, para terminar de rematarlo subiendo en un podium al "Ateo" pues muestra mas cordura evolutiva que el creyente del dogma.

Aquí acaba mi personal cruzada de cables.......del mensaje subyacente de interconexión entre psicología profunda y ateismo.

La supuesta y evolutiva cordura escéptica atea frente al dogma del creyente, versus el "Valor" del escepticismo frente al dogma. Si además eso le añadimos un toque personal del mensaje tipo, "Las obsoletas estructuras del poder religioso cristiano donde su mensaje queda fuera de lugar...etc..etc....", no ayudando a una gnosis en la mente moderna......etc..etc...

Perdona José si me raspa....., me recuerda lo de la luna y el dedo. Donde la Luna es el ataque al creyente dogmatico, y el dedo el valor del excepticismo.

La estructura del Ego es muy sensible y se desvitaliza con mucha facilidad, y si una señora cree en las apariciones virginales del escorial y eso le permite dinamizarse y estar en ignorancia perpetua pero en paz con sentido vital del mas allá, ayudándole a vivir, apoyándose en poderes facticos que se sostienen mutuamente en la mentira dogmática, donde su emocionalidad rasgara las vestiduras de la razón para rozar "Pandora", ni antes cuando el mensaje era profundo ni ahora cuando es dogmático y sin valor la van ayudar a esta buena señora, por lo tanto demonizar estas estructuras ejemplo en base a una supuesta evolucion en el ateismo esceptico me deja en un silencio abierto......

Con lo cual el escepticismo ateo no es un ·"Valor" evolutivo. Es prepotencia una vez ese escepticismo cruza la frontera. Y es prepotencia siempre, donde el valor del escepticismo ha sido "USADO".

Con todo ello te quiero decir que si bien el escepticismo es una piedra angular evolutiva que puede ayudar a una espiritualidad renovada, el ateismo escéptico es la cara oculta del dogma y la ignorancia, pues se sostienen mutuamente. No puedo comprar por tanto tu supuesta teoría evolutiva de búsqueda de la verdad, pues el ateismo no busca la verdad si no derrotar al enemigo, su verdad se llama razón cartesiana mecánica y el resto pura basura.

Es un hilo muy fino...

Tu tolerancia y amistad están fuera de toda duda, tu mensaje subyacente sigue siendo poco claro y yo que tiendo a la imaginación paranoica solo observo lo que os une, la negación de la actual espiritualidad cristiana....., envuelta en el valor del escepticismo.

Y enemigos del cristianismo reflejado en las estructuras de poder actuales hay muchos y con razones poco claras.

Aunque es solo una opinión sincera de uno que ve poderes moviendose pero pocos buscadores de la verdad.

Un saludo

José Antonio Delgado dijo...

Hola Juan Manuel:

De nuevo gracias por tu comentario.

Sólo querría hacer un par de anotaciones a tu mensaje.

En general, convengo contigo en que los extremos se tocan: aquejan del mismo mal los ciegos creyentes que los ateos radicales.

Pero aquí, Juan Manuel, no tratamos de ponernos en ambos extremos, sino de respetar ciertas posturas que, en el fondo de los fondos, no son sino modos distintos, caminos diferentes, si te place, de buscar la Verdad. Así que, sí Juan Manuel, conozco ateos militantes que son tolerantes, empáticos y comprensivos, por supuesto. Del mismo modo, que conozco lo contrario.

Pero como muy bien dices, la ignorancia y la estulticia no son privativas de ningún grupo. Hay cristianos excelentes, y los hay execrables. En la película de Amenábar, Hipatia, el director nos muestra un ejemplo de un tipo de cristianos cuyo estado anímico es equiparable al de un animal indómito. Lo importante, Juan Manuel, es el estado anímico del individuo. La masa, como ya sabemos, entonces y ahora, se asemeja a un animal ciego y estúpido.

Cunado dices que el Ego "es sensible y se desvitaliza con facilidad" me da la impresión de que describes a un tipo de persona con un ego no estructurado. Un tipo de personalidad cuyo ego puede verse arrasado por las poderosas energías de lo Inconsciente. Pues bien, Juan Manuel, ahí está el peligro.

Evidentemente, aquí no estamos tratando con la paisana cuyo destino es, como le sucede por otro lado a una buena parte de la sociedad, el seguir una vida colectiva, gregaria, y que, por consiguiente, nada de lo que aquí tratamos le va a interesar jamás. A esas personas, la vida, afortunadamente, no les ha puesto en jaque como para verse en la necesidad imperiosa de tener que alejarse del rebaño y buscar respuestas a preguntas tales como ¿Quién soy yo? ¿Cuál es mi Destino o mi proyecto vital? etc.

Y, llegados a este punto, es importante reseñar que cada cual se las atiene con lo Inconsciente a su manera particular. Si a mí me preguntas directamente si me parece que una actitud racionalista es lo adecuado, yo te diría que, para mí, no. Para mí, el racionalismo extremo impide el acceso a lo inconsciente y, no sólo eso, sino que, si ese racionalismo, no deja espacio para que lo irracional se exprese, entonces se corre el riesgo de que se produzca un boicot por parte de los aspectos irracionales de la personalidad. Pero, Juan Manuel, lo contrario también es cierto. La vida, en este sentido, es como un viaje que transita entre un Escila y un Caribdis.

Lo que yo te digo, así, a las claras, es que cada persona tiene su propio camino que recorrer, y sus etapas que transitar. Pablo de Tarso, por ejemplo, persiguió a los cristianos con total convicción y, precisamente, camino de Damasco, convencido de lo que estaba haciendo, tuvo una experiencia que lo transformó. Así que, Juan Manuel, sólo Dios sabe lo que le depara el Destino a cada cual.

Continúa...

José Antonio Delgado dijo...

Por otro lado, Juan Manuel, al decir que lo que nos une, a Moisés y a mí, digámoslo a las claras, es la negación de la actual espiritualidad cristiana, considero que, o yo no me he explicado bien, o tú no me has entendido, o ambas cosas.

En modo alguno, niego la espiritualidad cristiana. Ni la actual, ni la antigua. Pues, en realidad, espiritualidad cristiana sólo hay una y está más allá del tiempo y del espacio. Por eso digo, Juan Manuel, que son los ropajes, el modo en que se expresa la Verdad, que es, precisamente, lo temporal, lo que debe cambiar para adecuarse a la época en la que vivimos. La Biblia, por ejemplo, está escrita en un lenguaje que se adecúa a unos tiempos en los que la Ciencia, tal como la conocemos hoy, estaba muy indiferenciada. De modo que, a mi entender, que hoy llamemos Campos Mórficos, Resonancia Mórfica, Dimensión Transpersonal, Holomovimiento, Inconsciente Colectivo, etc..., a una realidad que antaño recibió otros nombres, como Reino de Dios, Paraíso, etc.., no cambia el hecho de que, con esas palabras, aludimos a un misterio. Por cambiarle el nombre al misterio, no por eso deja de ser un misterio. Pero, al menos, al cambiar el nombre y adecuarlo a los tiempos actuales, permitimos que se tenga un atisbo de lo que se quiere decir con ello. Aunque, como digo, al final haya que remitirse a la experiencia.

En lo que estamos muy de acuerdo Moisés y yo es en manifestar lo que las estructuras de poder hacen con las personas, en criticar su actitud de búsqueda de Poder y Dinero, por encima del bienestar de sus ovejas. Si son pastores, han de ver por el bienestar de su rebaño, y no por el suyo propio, a expensas del rebaño. En un trabajo mío, expliqué el significado de la palabra borrego en griego y venía a significar algo así como "seguir adelante". Esa palabra hace referencia a una tendencia, a una inercia inherente al ser humano, de seguir adelante. Y a quien se sigue es al líder Carnero. Por lo tanto, si los Carneros, es decir, los líderes que guían a sus feligreses son unos corruptos, harán que sus seguidores (los corderos que les siguen, el rebaño) se precipiten finalmente al vacío. Como sucede, por otro lado, con los corderos cuando un lobo sigue al Carnero y lo conduce al precipicio: todos los demás irán detrás.

De ahí que sea tan importante la labor de los que guían y, por lo tanto, importante es denunciar a los lobos que hay vestidos de corderos en el seno de la curia. El mismo Jesús, como sabrás, puso en jaque a los miembros del Sanedrín.

Recibe un saludo

José

Anónimo dijo...

Tu elegancia y sentido común que desprenden tus letras creo que son compartidas por todos José, nada que objetar. El verdadero valor esta en la relación, en la comunicación y en la posibilidad de meditar y extraer reflexiones que nos ayuden a conducirnos a la "verdad". Pero lo interesante de la "Verdad" como abstracción que ni yo mismo se definir, es que no tiene caminos. Se hace necesario por tanto afianzar conclusiones dinámicas parciales y matizar en busca de un equilibrio sano.

En el caso que nos ocupa si barremos lo obvio, es decir la voluntad revolucionaria de mejorar poniendo el énfasis en la necesidad de luchar contra las estructuras de poder, todos andamos a una y a la misma intención. Con lo cual señalaremos aquello que es pertinente matizar para enriquecer el debate.

No es necesaria por tanto esforzarse en apuntar lo que nos une, si no lo que nos separa, no con la intención de tocar los huevos o de sacar los colores al prójimo, si no de apuntalar el equilibrio como plataforma para elevarnos.

Dicho todo esto, solo añadir el matiz distintivo por el que he levantado la mano dando mi especial toque de atención que se basa en que el revolucionario humilde que aúna esfuerzos en las luchas contra las estructuras de poder, se sustenta en otra estructura de poder llámese "Ateismo" a secas. Y como estoy incapacitado para leer las neuronas cerebrales de la justicia en cada uno de nosotros, solo me puedo atener a la expresión publica como tema a debatir, sin menoscabar por ello el espíritu revolucionario, sea tuyo, de Moisés o de cualquier otro, dando por sentado que seguro ha de existir aunque invisible a la opinión publica.

Resumiendo, después de reojear el Blog "La sombra de cha....." y tus intervenciones, lo que os une, es decir lo que me separa, es que yo no encuentro ninguna lucha contra las estructuras de poder en general, si no la unilateralidad en la lucha contra "Una" y "única" estructura de poder, deduciendo por tanto a través de mi sentido común, que el interés mas interesado revolucionario se ha quedado encallado en la fijación mórbida.

Y la experiencia de la vida me dice que la fijación pertenece a los juegos de poder........

Charles Bronson se especializo en "Yo soy la Justicia" pero a la postre sus enemigos y su justicia siempre eran los mismos........

Por supuesto si ha un Ego justiciero y unilateral le borras lo que le dinamiza, "Su fijación mórbida", se nos espachurra..........., o traducido a mi lenguaje, si eliminas la fijación, en la "Sombra de Cha..." aparece la nada, el no ser y la invisibilidad absoluta.

Un como siempre abrazo.

Juan Manuel.

José Antonio Delgado dijo...

Hola Juan Mauel:

Sólo un apunte más, ya el último, a tu comentario.

Quien tiene un poco de experiencia de vida y, además, y sobre todo, conoce algo el funcionamiento del alma humana, sabe que, uno de las manifestaciones del puer aeternus es su lucha contra el Senex, Saturno.

Esta lucha, que sucede a un nivel arquetípico, se manifiesta de múltiples formas (en la Saga de la Guerra de las Galaxias, toma forma en la lucha de Look Sky walker, el puer aeternus, contra Dark Vader, el Senex o Saturno, el Padre) y una de las más conspicuas es, justamente, la lucha contra las Instituciones. Estas representan con toda claridad el arquetipo Padre, Saturno.

Pero esa lucha, Juan Manuel, no es una lucha baldía. Sino, antes bien, lo que busca, en el fondo, el puer al luchar contra el Senex es romper las anquilosadas estructuras, que con el tiempo se han hecho rígidas y escleróticas, para reformarlas, mediante una renovación. Ese es el cometido del Puer.

Como bien dices, eso que hace el puer, la lucha por la renovación y la transformación de las estructuras anquilosadas, que es su cometido último (aunque, en el fondo, pudiera ser que no fuese consciente del meollo arquetípico allende las apariencias, es decir, lo que sucede en el fondo de lo Inconsciente y lo que le impulsa a luchar) también supone, en cierto modo, una lucha de poder. Esto, Juan Manuel, viene representado en los mitos por la lucha del desterrado joven príncipe contra su enemigo (que puede manifestarse de múltiples formas, como Gigante, como Mago Negro, etc.) o adversario. Dos ejemplos modernos los encontramos en la esotérica película El Rey León, así como en el propio Retorno del Rey, la tercera parte del Señor de los Anillos.

Es importante conocer la dinámica de lo inconsciente, es decir, el juego de opuestos que subyace al mundo de la manifestación para ser conscientes de que, cada cual, tiene una función o un papel que cumplir en la vida. Y cada cual tiene su Cruz, su Destino.

Cuantos más destinos observa uno, y cuanto más profundiza uno en los entresijos de su propio destino, más difícil le resulta emitir juicios a favor o en contra de ciertas actitudes. Por eso, dudo sinceramente que, en la Sombra de Cha..." se reduzca todo a una simple "fijación". La vida, en estos lares, nos enseña que a uno le queda todo por aprender. Volviendo a mi ejemplo de antes, Pablo de Tarso, enemigo acérrimo de los cristianos, tuvo una visión camino de Damasco que lo transformó radicalmente. ¿Hubiera dejado semejante huella en la evolución del cristianismo si antes no hubiera perseguido a los cristianos con total convicción? Difícil saberlo.

Un abrazo

José

Anónimo dijo...

EL PUER ENMASCARADO

Es un gran estimulo contrastar desde el conocimiento que aportas José. Es algo que valoro enormemente, una formulación que permite escapar del circulo vicioso de la confrontación entre imágenes, ahora únicamente cabe redefinir en base a esa verdad dinámica que días a día se transforma conforme se aportan nuevos datos. Por otro lado confirma mi sospecha de que las relaciones productivas han de ser invitadas, aun a costa de parecer un pesado, solo en la relación se curan heridas creadas por las antiguas cogniciones/experiencias que marcan nuestro o mi condicionamiento heredado.

Por que de heridas va el cotarro. Es decir detrás de la "Sombra del Puer Cha...." o cualquier otra, la mia misma sin ir mas lejos, "Quien este libre de pecado...pedrazo al canto", lo que esconde la "Fijación", lo que señala, lo que nos advierte es la herida y como el dolor se nos presenta. Por supuesto esta proposición no me pertenece, por algún lugar circula una relación analítica basada en la cicratiz "Muslar Ulisiana" muestra de su debilidad y rebote por impotencia ante las "Curias" de turno.

Con lo cual no podemos eludir esta realidad dinámica, por un lado la fijación, por otro la herida. Esto en si en si significa que no niega lo que veo, lo interesante es descifrar lo que significa.

También señalar que durante todo un día de 24 horas uno capta multitud de imágenes inconexas sin relación, que vete tu a saber por que algún centro Inconsciente acaba multiplexado en una sensación vivida de conexiones que te alarman intuitivamente, no racionalmente claro, ocasionando un cruce de cables, por la imposibilidad de una demostración científica, quedándome la sensación de saber sin saber toda ciencia trascendiendo.......

Baste conocer el gran valor del escepticismo y el desmontar las estructuras de poder sobretodo las fundamentalistas de la que los Ateos son de lo mejorcito que conozco, por su impiedad racional que los encierra en sus mismas jaulas a medida de sus obsesiones y fijaciones. Aunque detrás hay un trabajo excelente del que nos beneficiamos todos hasta cierto punto.

El trasfondo es "Pandora", y toda influencia que realice propaganda negándola por muy Puer herido que sea el "Cha", apoyada aunque sea indirectamente por ejemplo por Psicología profunda, redunda en mi Herida....

Me duele.......

Por consiguiente en esta nueva neoreligion atea racional laica ética humana científica mecánica socializadora es el nuevo Poder, y mucho me temo que mis hijos, amigos de mis hijos, e infantes del mundo sufrirán mucho dolor de insuficiencia Pandorica.

Ya ves me llamo a mi mismo el Puer enmascarado........

* Sobretodo cuando observo como usan Haití para promover sus fijaciones...., sin Haití el nuevo Poder se tendría que buscar otras excusas.Cuestion de sensibilidad y de llamar al orden al Puer, aunque solo sea transversalmente.

Abracitos me voy con mi caballo blanco a montañear..que es lo mio.

Juan Manuel