martes, 17 de mayo de 2011

NUEVA ENTREVISTA A JOSÉ A. DELGADO EN TV




En este vídeo, Eugenio Blanco, presentador  del programa “Café y más”, de la cadena de televisión ImasTV de la región de Ciudad Real, me entrevistó el pasado 19 de abril de 2011 con motivo de la presentación de mi último ensayo novelado titulado La Hermandad de los Iniciados. En esta entrevista, nos centramos en los temas principales del libro. Así, la novela se estructura de un modo semejante a como lo hacían los evangelios gnósticos, y su trama arranca con la llegada de un ex-presidiario - a un antiguo monasterio alejado de las grandes urbes. Juan, recién salido de prisión tras haber sido injustamente condenado por un delito de violencia de género, es aceptado por el Maestro de una comunidad de doce discípulos, llegando a formar parte del círculo de los cuatro, el núcleo elegido por el Maestro para transmitir sus enseñanzas más profundas y, a la vez, más polémicas.






Juan accederá al conocimiento de religiones mistéricas pre-cristianas, como los Misterios de Isis y Osiris, los de Dionisos o Baco, los de Adonis o los de Mitra, y su vinculación con el mito cristiano. Se sumergirá en el misterio de la Alquimia, en los símbolos de la Astrología, en el mazo de cartas del Tarot y, con ello, se iniciará en el conocimiento de la Diosa y de su manifestación en el mito cristiano, en la figura de María Magdalena. Se replanteará los grandes escollos de nuestra sociedad moderna, como el proceso de masificación y aniquilamiento del individuo y de su libertad, la primacía del racionalismo cientifista y la miopía para con el ámbito del Espíritu o la supremacía del materialismo y del consumismo, frente al desarrollo espiritual. Y tratará de buscar la respuesta a los grandes interrogantes de la humanidad: ¿Quién soy yo? ¿Cuál es mi Destino? ¿Hay un Plan Divino?


2 comentarios:

Juan dijo...

Observo con cierta curiosidad una disociación en los terrenos de la Psicología y la Espiritualidad. Cualquier individuo puede poner sus energías en pos de una meta/objetivo con carácter espiritual, se introduce intelectualmente en el estudio de los mitos, en ciertos rituales, técnicas y disciplinas siempre con la vista puesta en un futuro prometedor pervirtiendo el Como soy yo?, para descubrir Quien soy yo?, como si hubiera algo misterioso por descubrir en ese yo que siempre esta a la vista, algo mágico, o por ejemplo - Cual es mi destino? en una proyección futura olvidándose de Cual ha sido mi destino, que revela hasta el mismo instante en el que se encuentra, por que lógicamente a nadie le dan un certificado de que mañana vaya a ver amanecer, para por ultimo intentar descubrir el plan divino?, cuando el mismo ya se ha cumplido, y lo que vale es esa interpretación. Es decir observo una proyección futura, cuando lo que nos hace descubrir es todo el pasado hasta el aquí y el ahora.

No crees José que esta es una trampa en la que el Ego cae con mucha facilidad al poner el énfasis en la fantasía futura olvidando su pobre estado actual que es el que necesita ser curado, partiendo de la base que el deterioro tanto individual como colectivo siempre suele ser el perseguir la zanahoria o la manzana ya sea material o espiritual..

Me gustaría un comentario de como observas esta disociación, a veces me choca ver gente con cierta imagen espiritual que olvida su crueldad presente.

Un abrazo Jose

Juan Manuel

José Antonio Delgado dijo...

Hola Juan Manuel!

Muy buena tu apreciación, sí señor. Exactamente, así es. Es muy importante centrarse en el presente y en lo que nos ha traído hasta este presente, que no ha caído de la nada, sino que ha seguido una trayectoria muy clara, para quien lo quiere ver.

Hablaré de esto en una entrada, en la que comentaré el tema de la recurrencia de ciertos patrones arquetípicos a lo largo de la historia de la humanidad.

La historia se repite Juan, es cíclica. Las guerras se producen siempre, aunque cambien los protagonistas, las revueltas se producen de un modo sempiterno, aunque cambien los personajes, etc...

Gracias por traer este tema a colación. Apenas tenga un hueco, respondo a tu interesante cuestión

Un abrazo