sábado, 10 de julio de 2010

EL MAPA NO ES EL TERRITORIO


Últimamente, he leído y me han dicho varias personas que el modelo integral de Wilber es el más completo de todos. También se ha dicho algo parecido del modelo de Carl G. Jung, y del modelo de Stanislav Grof, por ejemplo. Si revisamos la historia, nos daremos cuenta de que, con Freud, por ejemplo, se había dicho algo parecido. En toda época y lugar se han emitido juicios semejantes con aquellos autores que han sabido salirse del sistema-máscara y han investigado por su propia cuenta... y riesgo, trayendo al resto de los mortales los tesoros encontrados en su viaje hacia sí mismos. Aunque, desde luego, el reconocimiento de esta labor muchas veces haya venido muchos años después. Cuanto más profundo el tesoro, cuanto más alejado de la consciencia colectiva del tiempo en el ha sido dado a luz, más tiempo transcurrirá hasta que, finalmente, promovido por unos pocos intrépidos, salga a la luz del colectivo.

En multitud de ocasiones he recomendado, lo que, por otro lado, yo mismo hago, que el conocimiento no se adquiera leyendo libros, miles de ellos, y de autores diversos, si se quiere, sino a través de la experiencia propia. Mi querido amigo Raúl Ortega, analista de orientación jungiana, lo expresó muy elocuentemente en un comentario reciente que ahora reproduzco:

"En fin, yo sigo recomendando encarecidamente que la gente estudie las cosas del alma en su propio análisis, no a través de los libros de los demás, y que estudie visiones y seres no ordinarios a través de sus encuentros con ellos, no a través de lo que le cuentan los demás. Y si no vive experiencias así, que se olvide del tema, porque no va con su vida ni con su destino, y es tiempo y energía que pierde para hacer lo que realmente tiene que hacer. Aún así, es preciso pillarle el punto. No todo el mundo interpreta poesía natural con facilidad. Pero de otro modo es que no se le pilla el punto jamás. A mí me pareció que me correspondía investigar de verdad lo castanédico y por eso me fui a Oaxaca, siguiéndole los pies. Y de primera mano pude corroborar que mi interpretación de lo que era importante, y lo que no, de su obra, concordaba con la realidad."

Y dicho esto, no debemos identificar el mapa, sea el que sea, con el territorio. Los buenos mapas se hacen recorriendo el territorio, no copiando de aquí y de alli, lo que otros han dicho que había en tal o cual sitio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que se deduce por tanto que la interpretación del mapa "Castadenico" en el caso del Psicólogo Analista y el territorio "Castadenico" recorrido según sus palabras eran idénticos y correspondía según el con la realidad, en cierta forma el único fuego en la praxis de índole Prometeico que entrega es que existe un `porcentaje alto de sacar las mismas conclusiones sin recorrer el territorio.

Por supuesto esto nos lleva que a los intrépidos que se salen del sistema lo único que entregan es una interpretación teórico/practico de un mapa/territorio a quien no ha recorrido el territorio.

Lo único que queda claro por tanto desde el punto de vista del lector de mapas caminante en potencia, que hay Intrepidos señores que por cuenta propia y sin la debida auditoria se ha erigido en "AUTORIDAD"....., nos dan su palabra...

Y quien es el guapo que le lleva la contraria ?

Además nos queda un ultimo punto. Alguien cree que recorrer un territorio inspirado en un mapa filosófico/metafísico es plantarse debajo el naranjo donde se ilumino buda?, bañarse en el Ganges y ponerse un sombrero mexicano en Oaxaca?

Yo creo que hay quien confunde el territorio filosófico/metafísico con la red de autopistas.

En fin...

Saludos

Juan Manuel

Maribel Rodríguez dijo...

Muy buena reflexión sobre la cuestión del mapa y el territorio. Enhorabuena!

Esto es básico para comprender el sentido de aprender los mapas.

Un abrazo

Maribel